Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Carta a mis parientes y amigos más cercanos

Más allá de ser un espejo de la vanidad y de otras miserias de la condición humana, Facebook es una herramienta social contemporánea muy positiva. Aquí nos encontramos, aquí nos descubrimos. Lo positivo no necesariamente es algo bueno, ni tampoco malo. Es lo que es. Positivo es saber quiénes somos y lo que representamos. La campaña de micro-mecenazgo que he lanzado la semana pasada, no solo es una oportunidad para cumplir con esa larga ilusión de lanzar mi primer libro. Es también un experimento existencial, como el mismo Gran Argumento que estoy desarrollando en estos momentos: Quien soy, de donde vengo.

Dispongo de dos casas virtuales. Una pública, mi página oficial de Facebook y, otra menos pública, mi cuenta personal. Mi casa privada, donde sólo se accede con un permiso. En ella, ¿quiénes están?, ¿quiénes son? (habrá por ahí alguna cuenta dedicada a alguien quien ya se ha muerto, es posible). La mitad de mis contactos hablan español, gran parte de ellos han podido leer los detalles…